Archivo de la etiqueta: Mohamed Bouissef Rekab

CÓRDOBA – 25 Y 26 DE NOVIEMBRE – CONGRESO “LA FRONTERA LÍQUIDA”

Durante los días 25 y 26 de Noviembre participaré en el Congreso Internacional La frontera líquida, en la Universidad de Córdoba, dentro de la mesa redonda que versará sobre La literatura de la frontera y de los escritores transterrados. Todo un honor por el alto nivel de los participantes entre los que se encuentran escritores y profesores a los que admiro desde hace tiempo.

Tenéis toda la información sobre las ponencias e intervinientes en el siguiente enlace:

https://www.facebook.com/events/254611435480487/

La frontera líquida - cartel

Etiquetado , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

“SEXO Y MENTIRAS. LA VIDA SEXUAL EN MARRUECOS”, UN LIBRO DE LEILA SLIMANI

El sexo es un tema recurrente y fundamental en la narrativa de los escritores marroquíes. Hay están títulos como El pan a secas (Al jubz al-hafi, 1972) de Mohamed Chukri, Aixa, el cielo de Pandora (2007) de Mohamed Bouissef Rekab, El último patriarca (L´ultim patriarca, 2008) de Najat el Hachmi, Mi Marruecos (Mon Maroc, 2009) de Abdelá Taia, o No (2016) de Said El Kadaoui Moussaoui, por nombrar solo algunas de las novelas, diarios o relatos autobiográficos a los que he dedicado algún artículo.

El libro de Leila Slimani, Sexo y mentiras. La vida sexual en Marruecos (Sexe et mensonges. La vie sexuelle au Maroc, 2018) lo aborda sin embargo desde otra perspectiva con este interesante ensayo que nace de varias entrevistas que, a lo largo del tiempo, la autora realiza a mujeres marroquíes. Y el resultado es un retrato real y descarnado de la realidad sexual del país. Una realidad que se mueve en ese extraño y complicado equilibrio entre tradición,  religión, costumbres e hipocresía, y modernidad, libertad, ruptura y represión.

Sexo y mentiras portada

Nur, una de las mujeres entrevistadas por Leila Slimane, cuenta:

“…En mi oficina, por ejemplo, soy la única que no lleva hiyab. Trabajo rodeada de hombres. Un día me puse una falda corta, y tenía la impresión de ir desnuda. Fue horrible. No lo volveré a hacer jamás.

Antes, nos reuníamos las amigas en casa de alguna de nosotras y lo pasábamos bien. En un momento dado, la cosa cambió. Las reuniones se convirtieron en veladas religiosas, y todas me preguntaban las razones por las que yo no me cubría la cabeza. Había una especie de competencia, de rivalidad, para ver quién era la más piadosa. Me niego a que me impongan ese chisme en la cabeza. Mi madre lleva pañuelo, y no me molesta. Puede que llegue el momento en que yo me lo ponga, pero tiene que venir de mí.”

Leila Slimane no se limita a reproducir lo que le cuentan esas mujeres, algunas de ellas confesándose abiertamente por vez primera, sufriendo incluso al hacerlo, pero derrochando una sinceridad y un gran arrojo. Leila además analiza los gestos de sus interlocutoras, sus reacciones ante sus preguntas, interpretando sus silencios. El ejercicio resulta conmovedor en ocasiones.

La elección de los personajes entrevistados también es un acierto, porque abre el abanico desde las mujeres más humildes (simples amas de casa, una prostituta…) hasta profesionales o mujeres independientes (una administrativa, una doctora…). El espectro es amplio y eso hace que el retrato sea más contundente. Porque lo que rezuman estas páginas es la evidencia de que el patriarcado sigue campando a sus anchas en Marruecos, de que la vida diaria de la mujer marroquí sigue desarrollándose bajo normas y leyes pensadas para que la mujer continúe siendo un ser sumiso e invisible, de que pese a los evidentes avances de los últimos años aún estamos muy lejos de ver a las mujeres sentarse solas libremente en las terrazas de los cafetines o fumando mientras pasean o vistiendo faldas cortas o pantalones demasiado ceñidos… Las convenciones y la religión cayendo como losas sobre ellas.

En el capítulo titulado “Asma Lamrabet” (cada capítulo de este libro arranca con el nombre de la persona entrevistada o de la que Leila Slimane habla) leemos lo siguiente:

“…Los musulmanes cuentan con una larga tradición escrita, mantenida por los eruditos, que no ven incompatibilidad entre las necesidades del cuerpo y las exigencias de la fe. La literatura y el arte eróticos florecieron en el período que va de los siglos IX al XIII, mientras la civilización islámica estaba en su apogeo. Como me recuerda el escritor Tahar Ben Jelloun: <La mayoría de los adolescentes de hoy han leído El jardín perfumado del jeque Nefzaui, escrito en el siglo XIV a petición de un príncipe que quería saber cómo hacer el amor y obtener el máximo placer. No debemos olvidar que el texto comienza con la fórmula Bismillabi arrabman arrabim, es decir, En el nombre de Dios, el Misericordioso, el Compasivo>.

(…) …Para el tunecino Abdelwahab Bouhdiba, que publicó en 1975 La Sexualité en Islam, una obra convertida en clásica, la visión severa, puritana y sombría de la sexualidad está en contradicción con el propio espíritu del islam. Para él: <Redescubrir el sentido de la sexualidad es redescubrir el sentido de Dios, y a la inversa. (…) Una sexualidad plena equivale a una libertad ganada>. En su libro, Bouhdiba recuerda una perspectiva olvidada de la sexualidad en el islam: la de una relación carnal jubilosa, placentera. Narra una cultura en la que el cuerpo no se niega ni se reprime y en la que el coito se asimila a un momento de oración. Según él, la solución no consiste en calcar el modelo occidental en las sociedades musulmanas. Hay que encontrar una tercera vía y liberar el sexo con la religión en lugar de contra esta.”

Leila Slimane

LEILA SLIMANE

Lo religioso lo impregna todo, y si la interpretación es estricta y restrictiva, la represión se hace casi insoportable. Leila Slimane no elude su posicionamiento y es crítica con esa sociedad machista que anula el desarrollo individual de la mujer marroquí. De entre esos personajes que retrata en su ensayo, quizá sea el de Malika el que más me ha conmovido. Malika le cuenta a Leila su dura lucha diaria por mantenerse como una mujer independiente, pero nada es fácil. Su soltería es ya un problema en sí misma. Relata Leila Slimane:

“…Si sigue soltera no es por casualidad. Malika parece haber sufrido muchos desengaños amorosos. <El tipo con quien yo salía, que estudió en el liceo francés, era muy abierto, muy comprensivo. Sin embargo, a la hora de casarse lo hará con una chica más joven que él, y virgen. Al mismo tiempo, se jactaba de acostarse habitualmente con prostitutas. Cuando me enfadé por su actitud, me dijo: “Eres una intolerante. Estoy en mi derecho de querer follar y a la hora de casarme elegir una novia virgen”. No lo consideraba como una esquizofrenia. Al igual que la de muchos hombres, su sexualidad es inmadura>. Malika ha repetido varias veces que los hombres tienen más oportunidades de elegir, aunque padezcan también esa hipocresía…

(…) En Marruecos es difícil para una mujer que no esté casada llevar una vida social; a partir de cierta edad, resulta imposible si no estás en pareja…”

Esta última frase de Leila Slimane es lapidaria, y me transmite una sensación de tristeza. Leer estas confesiones, sin embargo, nos devuelve la fe en la fuerza de estas mujeres. Mujeres que, en algunos casos, caminan a contracorriente, pero con una seguridad apabullante. Sin embargo, es evidente que queda mucho por recorrer y que el sendero está lleno de trampas y de peligros.

Sexo y mentiras abre una puerta que permanecía cerrada, y nos permite ser testigos de los sentimientos mas íntimos de estas mujeres a las que admiro profundamente.

Sergio Barce, mayo 2019

Sexo y mentiras. La vida sexual en Marruecos (Sexe et mensonges. La vie sexuelle au Maroc, 2018) está editado por Cabaret Voltaire, con traducción de Malika Embarek López.

Etiquetado , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

PALABRA ENCENDIDA

Hace muy pocas fechas, el poeta José Sarria daba su discurso de entrada a la Real Academia de Ciencias, Bellas Artes y Nobles Artes de Córdoba con un ferviente alegato por la Literatura Hispanomagrebí, que tanto apoyo necesita. A León Cohen y a mí nos ha llenado de orgullo (y así lo hemos comentado) que Pepe Sarria nos haya incluido  en esta lista de autores (con la mayoría de ellos me une una larga amistad de años) que usamos al español como “palabra encendida”. Ya me llamó una vez autor transterrado, así que otra razón más para seguir escribiendo y alimentando este ir y venir de experiencias y vivencias compartidas.

Sergio Barce, febrero 2019

LA PALABRA ENCENDIDA
Breve análisis de la Literatura Hispanomagrebí
Por José Sarria 
Discurso de entrada a la Real Academia de Ciencias, Bellas Letras y Nobles Artes de Córdoba.

“Pensar que escritores como los sefardíes Isaac Laredo, Moisés Garzón Serfaty o León Cohen Mesonero, los españoles Alberto España, Ángel Vázquez, Antonio Lozano, Rafael de Cózar, Pilar Quirosa o Sergio Barce o los marroquíes Mohamed Chakor, Mohamed Sibari o Abdellah Djbiluo son simples autores de una u otra orilla que se expresan en español es no alcanzar a entender la dimensión de lo que viene ocurriendo en los países vecinos con respecto al desarrollo de una nueva corriente creacional: la que denominamos como Literatura Hispanomagrebí”

JOSE SARRIA

“La Literatura Hispanomagrebí se conforma, pues por un abigarrado conjunto de autores magrebíes que incursionan en el territorio creativo/mental a través de la lengua del otro (Mohamed Chakor, Abderrahman el Fathi, Mohamed Sibari, Aziz Tazi, Mohamed Lahchiri, Larbi El Harti o Mohamed Bouissef Rekab), de autores españoles/sefardíes de la frontera que han magrebizado sus obras (Moisés Garzón Serfaty, Sergio Barce, Leon Cohen Mesonero o Mustapha Busfeha García) y de autores magrebíes de segundas generaciones (Najat El Hachmi, Zuer el Bakali, Leila Karrouch, Farid Othman-Bentria Ramos o Said el Kadaoui) que no solo escriben en español sino, incluso, en otras lenguas del Estado español, contribuyendo, todos ellos, al establecimiento de un crisol multicultural que tiene al español como “palabra encendida”.”

Etiquetado , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

ASÍ FUE EL 24 FESTIVAL INTERNACIONAL DE CINE DEL MEDITERRÁNEO DE TETUÁN

29101937_1879043735668107_7853818480691249152_n

Durante estos últimos ocho días, he tenido la suerte de participar y de disfrutar del 24 Festival Internacional de Cine del Mediterráneo de Tetuán, como miembro del Jurado del apartado de Documentales. Ha sido una experiencia fascinante, emocionante y difícil de olvidar, especialmente por la suerte que se me ha brindado de poder conocer a personas muy interesantes y trabar una verdadera amistad con algunas de ellas.

sdr

Mohamed Bouissef y Sergio Barce

El escritor Mohamed Bouissef Rekab, Vicepresidente del Festival, con el que me une ya una estrecha y larga relación desde hace muchos años, tuvo la deferencia no sólo de estar al tanto de cuanto necesitábamos los asistentes, sino, además, de buscar tiempo donde no lo tenía para poder charlar y beber té verde conmigo, e, incluso, aprovechar unas horas para escaparnos y dar un larguísimo paseo por la Medina de Tetuán, paseo que me supo a poco por lo mucho que aprendí de sus conocimientos de la ciudad vieja. Lo disfruté. Además, encontramos la casa con la que soñaba para ambientar la novela que estoy escribiendo ahora. Una suerte que provocó Bouissef.

Los primeros días fueron los días de Luisa y Suren.

dav

Suren, Luisa Gavasa y Sergio

El festival rendía homenaje este año a cuatro actrices: la italiana Anna Bonaiuto, la marroquí Mouna Fettou, la egipcia Menna Shalaby y la española Luisa Gavasa. Conocer a Luisa fue descubrir la cercanía, la elegancia y el saber estar de alguien que transmite, además de todo esto, una fuerza interior asombrosa. Escuchar su voz es rendirse, literalmente. Es la voz de la experiencia y del equilibrio, de la templanza y de la sensualidad. Es tal el poderío del timbre de su voz, ese que toda actriz querría poseer, que, cuando habla, sus palabras se quedan flotando unos segundos, como un viejo eco que las repitiese en un susurro de misterio. Su marido, Suren, fue otro regalo. Nos hicimos cómplices desde el primer segundo. Me contó historias fascinantes, y bebimos buen vino marroquí disfrutando de cuanto iba sucediendo. Nuestro grado de entendimiento llegó al extremo de que sólo teníamos que cruzar una rápida mirada para saber lo que estábamos pensando de algo o de alguien. Los acompañé en el homenaje a Luisa, que lo disfrutó absolutamente. Su reacción al tributo que se le brindaba fue bellísima. Un privilegio conocerlos.

29511244_1885015445070936_6206490976573220316_n

Luisa Gavasa

El Jurado de Documentales, del que he formado parte, estaba compuesto por el realizador Adam Pianko, el poeta y escritor Salah El-Ouadie, la editora y novelista Nadia Essalmi, y, como presidente de este jurado, el realizador iraquí Kais Zoubaidi. Tuvimos un trabajo complicado porque se presentaban films muy interesantes, y, sinceramente, a la hora de decir a quién conceder el premio, no es fácil que tus gustos personales coincidan siempre con los del resto. Pero creo que llegamos a un buen equilibrio final.

House in the green

El Primer Premio al Mejor film documental fue para la película de la directora marroquí Tala Hadid Maison dans la prairie / House in the fields, película con imágenes de gran belleza estética, que muestra la vida cotidiana de una familia amazigh a través de sus dos hijas: una a punto de contraer matrimonio con alguien a quien no conoce, y la otra, decidida a salir de ese entorno y convertirse en abogada, su sueño.

Appennino

El Premio Especial del Jurado lo concedimos a la película italiana Appennino, de Emiliano Dante. Retrato de la situación que viven los habitantes de L´Aquila y otras poblaciones italianas, tras los seísmos que destruyeron la vida de miles de personas a partir de 2009. Es una película documental arriesgada, y apostamos por ella por la originalidad de su propuesta, con una fotografía en blanco y negro de gran calidad y un montaje excelente. Personalmente creo que era quizá el documental más cinematográfico y era justo apostar por él.

Paquete sospechoso

Y, finalmente, también decidimos premiar al documental español titulado Paquete sospechoso / Collis suspect, de Sofía Catalá y Rosa Pérez Masdeu. En este film, las dos realizadoras nos descubren la realidad que se esconde tras las políticas de seguridad de la Unión Europea sobre el control de la inmigración; un negocio puro y duro a gran escala. El jurado valoró el gran esfuerzo que ha supuesto este trabajo, al que han dedicado casi dos años de rodaje, y que posee un gran valor testimonial y de denuncia.

mde

Ana Turpin, Sergio Barce y Luisa Gavasa

Mientras íbamos visionando las películas, se iban trenzando nuestras relaciones personales que, como decía al comienzo, en mi caso particular, han desembocado en el comienzo de las que, creo, serán unas amistades duraderas y sinceras. Ya mencioné a Luisa y Suren, y a Mohamed Bouissef. Pero también conocí a la actriz española Ana Turpin, miembro del Jurado de Largometrajes. En los almuerzos y cenas, íbamos cambiando impresiones sobre las películas que visionábamos esa misma jornada, yo le comentaba lo que me parecían los documentales y ella lo que pensaba de los largometrajes, y también hablábamos de sus proyectos y de los míos. Ana Turpin sabe lo que quiere, y creo que va directa a la meta que se ha propuesto. Tiene las ideas muy claras, y eso es una ventaja. Ha sido otro privilegio para mí conocerla.

sdr

Rosa Pérez, Ana Turpin, Sofía Catalá y Sergio Barce

Sofía Catalá y Rosa Pérez Masdeu son la fuerza y la ilusión personificadas. Transmiten tanto entusiasmo que te desbordan. También ellas van a convertirse en grandes documentalistas, son de raza. Y poseen tesón. Con el director Emiliano Dante disfruté también de su humor, de sus ganas por conocer y de sus ansias por encontrar lo que busca con ahínco. Ahora hago un repaso de esos días, y me doy cuenta de que Emiliano ha sido la parte más divertida. Una excelente persona, hay que decirlo.

hdf

Dora Masklavanou, Sergio Barce y Emiliano Dante

Y con él y con la realizadora griega Dora Masklavanou compartí mesa en los almuerzos y cenas, y también largas esperas que, a Dora, especialmente, desesperaban. Dora Masklavanou me hablaba de su trabajo cinematográfico, de las grandes dificultades que ha tenido para poner en pie su película Polyxeni, de cómo había decidido lanzarse al vacío sin esperar la promesa de varias coproducciones para su película; las había desechado porque se moría de ganas por rodarla cuanto antes. Ella también sabe lo que quiere. Me gustó su tranquilidad, contagiosa, y la emoción con la que acoge lo inesperado.

Polyxeni

Especial fue también mi relación personal con el presidente del Jurado de Documentales, Kais Zoubaidi. Un hombre comprometido con su tiempo, pero que no pierde la perspectiva. Hicimos causa común a la hora de defender ciertas películas, y coincidimos casi al cien por cien en lo que pensábamos de cada una de las cintas que se iban proyectando. Me demostró que se puede tener una férrea conciencia política y moral sin que eso signifique perder la objetividad. Los dos buscábamos, por encima de todo, el lenguaje cinematográfico. Dimos varios paseos por las calles de Río Martín hablando de muchísimas cosas. Un placer compartir con él esos momentos. Nos veremos en Berlín, incha al´láh.

2

Kais Zoubaidi a la izquierda, y, de izquierda a derecha, Salah El Ouadi, Adam Pianko, Nadia Essalmi y Sergio Barce

Otro instante especial fue, cuando mi admirado compañero de jurado, Salah El Ouadi decidió llevarnos a Kais, a Nadia y a mí a cenar, fuera de la cena oficial, en concreto a un restaurante popular en una de las callejuelas de Río Martín (por cierto, no sé qué sentido tiene el que le hayan cambiado el nombre a la población y ahora se llame Martil, que nada significa). Delicioso. Un pequeño placer. A Nadia Essalmi he de agradecerle su paciencia con mi olvidado francés, que he tenido que ir rescatando día a día, hasta acabar soñando en ese idioma, y no es ninguna broma. Al final, me alegré mucho de poder escarbar en mi memoria.

4

Creo que no olvidaré los momentos más emotivos: cuando Emiliano Dante recibió el premio especial por su documental, porque significaba que algo se le devolvía con ese galardón por la pérdida de su hogar y de algunos amigos tras los terremotos; y cuando vi la cara de estupefacción de Dora Masklavanou al escuchar al presidente del Jurado de Largometrajes, Nacer Khemir, pronunciar el título de su película Polyxeni como la elegida para recibir el galardón más importante de la noche. Temblaba en el escenario. A los dos les dije que me hacía muy feliz sus premios, y es cierto. Lo merecían. Se marcharon con unas sonrisas indescriptibles.  

Junto a Bouissef, tanto el presidente del festival Ahmed El Housni como el director Bendriss Nourddine, junto a Abdellatif Bazi y Driss Skaika, fueron amabilísimos en el trato, y dejo constancia de ello. Como lo fue también el de Sara Regragui, y del resto del equipo que han hecho un trabajo excepcional. Tampoco quiero olvidarme de las azafatas que nos acompañaban en todo momento en los desplazamientos o esperaban para darnos la información oportuna, fuera la hora que fuese: Lina, Haula, Ihssane… Perdón por no recordar todos los nombres. Chukran!!!

Tampoco quiero dejar de mencionar, por su cercanía y simpatía, a Lino Escalera, director del largometraje No sé decir adiós, y a su productor Damián París, y a Patricia; y a la deliciosa directora franco-palestina Norma Marcos, realizadora de Un long été brulant en Palestine / A long hot summer in Palestine. Me faltó tiempo para hablar mucho más con ellos.

11

Sergio Barce y Mohamed Abid

Y, como siempre, había algún paisano larachense, dos amigos… El realizador Mohamed Chrif Tribak impartía un cursillo, y me dio una gran alegría encontrarnos, como me ocurrió también al ver al poeta larachense Mohamed Abid. Fue divertido volver a vernos.

Olvido algo, como siempre… Y no sé qué es. Sé que es imposible resumir todo lo vivido y experimentado en ocho días, pero aquí queda mi pequeña crónica que deseaba compartir con vosotros.

Sergio Barce, abril 2018

GALERÍA DE FOTOS…

1

***

3

***

28954333_1885580911681056_6714041799287257408_o (1)

***

29060320_1885580375014443_3891449730225200033_o

***

29511162_1885015421737605_990275781262560988_n

***

29512684_1885015791737568_1304242889538029573_n

***

29572715_1885015358404278_6928753936237698759_n (1)

***

dav

***

29511818_1885016108404203_6716034066257227149_n

***

foto premiados

***

Clôture de la 24ème édition du Festival du Cinéma Méditerranéen de Tétouan_KE

***

bty

Dora, Emiliano y Sergio

***

 

Etiquetado , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

SALE EL NÚMERO XXI-XXII DE LA REVISTA “DOS ORILLAS”

Acaba de salir el volumen número XXI-XXII de la Revista Intercultural Dos Orillas, en la que se incluye mi cuento Ecos, dedicado al Tebib Haroféh José Edery.

DOS ORILLAS XXI-XXII

Si queréis leer este relato, lo tenéis en la página 86 de la revista, entrando en el siguiente enlace:

http://www.revistadosorillas.com/index_htm_files/revista_21-22_2017.pdf

En este número, como siempre, hay un gran número de amigos a los que me unen muchos lazos afectivos. Aquí tenéis la nómina entera de quienes hemos participado:

Poesía: Ana María Moreno Yebra, Pilar Quirosa Chyrouze.
Ensayo de la profesora Susana Medrano, sobre la obra de la poeta Pura López Cortés.
Ensayo de la profesora Macarena Soledad Sisto, sobre la poeta Rosaura Álvarez.
Y los poemas de Khédija Gadhoum (Túnez- Estados Unidos), Abdul Hadi Sadoun (Irak – Madrid), George Nina Elian (Rumania), Enrique Villagrasa, Malika El Bouzidi (Marruecos), Fernando de Ágreda, Nadia Záfer Chaabán (Líbano), Luis Alberto del Castillo, Encarna Lara, Murid Barguti (Palestina), traducido por Ibrahim El Yaichi (Marruecos), Aziz Amahjour (Marruecos), Poema ganador del Certamen Encuentros por La Paz de San Pablo de Buceite.

Relatos: Mohamed Bouissef Rekab, León Cohen, Juan Antonio Palacios, Ángel Gómez Rivero, Miguel Vega y Sergio Barce.

Apuntes: Paloma Fernández Gomá (sobre Hadj Buselham Ermiki El Hach Sidi Mohamed El Melali Ben El Hach Mustafa Ermiki).
Ahmed Mohamed Mgara , con el artículo titulado De Tetuán a Granada.
Historia: Nezha Hantouti.

Artículos y ensayos: Francisco Morales Lomas, Alberto Torés y Sana Meghri (Túnez).
Crítica Literaria: Filomena Romero, Francisco Morales Lomas, José Sarria y Fernando Cabrita.

Dirección: Paloma Fernández Gomá

Web Master:  Ramón Tarrío

Jefe del Equipo de Redacción: José Sarria.

Equipo de Redacción: Juana Castro, Mohamed Chakor, Ahmed Mohamed Mgara, Juan José Téllez, Manuel Gahete, Balbina Prior, Rosa Díaz, Encarna León, Ahmed Oubali, Abdellatif Limami, Aziz Amahjour.

Medios de Comunicación: Nuria Ruiz

 

 

 

Etiquetado , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,