Archivo de la etiqueta: Maria Rosa de Madariaga

LOS JARIYÍES

Siempre escuchamos o leemos que las corrientes principales del Islam son la suní o sunita, ortodoxa, y la chií o chiíta, que derivan de los partidarios de que el califa fuera descendiente directo del profeta Mahoma. Pero había una tercera corriente que se nombra menos: la de los jariyíes. Esta vía defendía que cualquier musulmán digno y justo podía ser nombrado califa, sin tener en cuenta su origen, su raza e incluso que fuera esclavo negro, siempre y cuando, claro, perteneciese a la comunidad de creyentes. Y son quienes me interesan, porque esta corriente se desarrolló en Marruecos.

Tanto los chiíes en la antigua Persia como los jariyíes en Marruecos fueron dos de las diversas manifestaciones o ramas descontentas del islam primigenio y, por tanto, heterodoxas. Y fueron los bereberes de Marruecos los que se inclinaron en mayor medida hacia esa corriente jariyí, curiosa por defender la elección del califa por los propios creyentes y no impuesto por un orden sucesorio o por el poder. 

Su origen lo explica así María Rosa de Madariaga:

“El jariyismo surgió cuando el califa Alí, yerno del Profeta, aceptó someterse al arbitraje de los hombres en una batalla frente a su rival Moawiya, y un grupo de combatientes prefirió abandonar la batalla antes que sancionar con su presencia una decisión que correspondía a Dios y no a los hombres. Muchos de los partidarios de Alí dejaron después Kufa, donde acampaba el ejército, para unirse a los que habían abandonado primero el campo de batalla. A estos se les pasó a conocer con el nombre de jariyíes o jariyitas (literalmente “los salientes” o “los que salen”), que en este contexto significa los “disidentes”, “heréticos” o “separatistas”. En esta corriente del islam, puritana, austera e igualitaria, las reivindicaciones sociales se expresaron en forma de creencia religiosa. Frente al islam ortodoxo de los invasores árabes, los bereberes encontraron en el jariyismo una manera de afirmar su identidad y de manifestar su oposición.”

Fue precisamente un jariyí llamado Abd al-Rahman Ibn Mulyam quien asesinó a Alí en el año 661.

Su rigor en lo que al cumplimiento de los preceptos del islam se refiere tiene como contrapunto una gran tolerancia hacia las otras religiones.

SIYILMASA 1

SIYILMASA

Fueron los jariyíes los que en Marruecos, en el siglo VIII, encabezaron la sublevación contra el califa cuando se decretó la subida de impuestos, y, al mando de Maisara, se hicieron con el control de Tánger. Poco a poco, los jariyíes continuaron su expansión e infligieron una serie de derrotas a los ejércitos de los distintos califas de la época, hasta que fueron vencidos por el gobernador de Egipto que los doblegó cuando intentaban conquistar Kairuán. Esto dio lugar a que los jariyíes se dividiesen en diferentes reinos: el de Tahert, otro en Siyilmasa y el que se denominó “el reino de los oasis de palmeras del desierto”.

Y varias tribus, que habían seguido en su momento a Maisara en su revuelta contra el poder del califa, encontraron en Salih a su nuevo líder. Curioso personaje el de Salih que se proclamó profeta de los bereberes y redactó un Corán en su lengua con variaciones en su ritual. 

Cuando los almorávides se apoderaron de Siyilmasa, arrasaron sus lugares de placer y, algo llamativo, también destruyeron todos los instrumentos musicales. 

Dentro del jariyismo surgieron distintas tendencias, unas más radicales que otras, y hoy en día los jariyíes que quedan pertenecen a la secta de los ibadíes y se reparten por Omán, Zanzíbar y por algunas pequeñas zonas del Magreb. 

Sergio Barce, mayo 2020 

SIYILMASA

SIYILMASA

Etiquetado , , , , , , , ,

EL PROTECTORADO ESPAÑOL EN MARRUECOS. LA HISTORIA TRASCENDIDA

Con  ocasión del centenario de la instauración del Protectorado español en Marruecos, se acaba de publicar <El Protectorado Español en Marruecos. La Historia Trascendida”, financiado por Iberdrola.

He tenido la suerte de participar en este gigantesco proyecto literario en el que se han dado cita escritores, estudiosos, historiadores, juristas… en una obra que se ha editado en tres tomos. También he tenido la suerte de descubrir, al recibir los libros, que entre los participantes hay muchos amigos, y también dos paisanos y amigos larachenses, León Cohen Mesonero y Carlos Tessainer y Tomasich.

La obra está dirigida por Manuel Aragón Reyes, la edición y la coordinación ha corrido a cargo de Manuel Gahete Jurado, con la colaboración de Fatiha Benlabbah. La coordinación editorial es de Montse Barbé Capdevila. Teniendo los libros entre las manos, se comprueba que todos han hecho un trabajo excepcional.

Volumen I

Volumen I

El objetivo de esta publicación es la de demostrar la relevancia que, tras los años transcurridos, ha tenido la existencia del Protectorado en las relaciones entre España y Marruecos y descubrir las huellas que aún perviven de esos años compartidos.

Mi texto se titula <La vida cotidiana durante el Protectorado en la ciudad de Larache>, y forma parte del Volumen I, dedicado a “La vertiente socioeconómica y demográfica”, tema sobre el que también escriben Jesús Albert Salueña, Youssef Akmir, Mimoun Aziza, Mohammed Dahiri, Bernabé López García y Rafael Domínguez Rodríguez. Igualmente, en este primer volumen, sobre “La vertiente jurídica” hay textos de José Manuel Pérez-Prendes Muñoz-Arraco y Antonio Manuel Carrasco González; y sobre “La vertiente científica y educativa” escriben Víctor Morales Lezcano, Irene González González, Francisco Javier Martínez Antonio y Germán Sánchez Arroyo.

Volumen II

Volumen II

El Volumen II está dedicado a “La vertiente cultural e historiográfica” con textos de Eduardo Torres-Dulce, Bouabid Bouzaid, Enrique Arias Anglés, Josep Lluís, Mateo Dieste, Federico Castro Morales, Mustapha Adila y Paloma Rupérez Rubio. “La vertiente literaria” está escrita por José Carlos Mainer Baqué, José Sarria, Vicente Moga Romero y Mohamed Bouissef Rekab. El capítulo “Los autores y sus obras” que cierra este volumen está compuesto por textos de León Cohen Mesonero, Abdelkader Chaui, Severiano Gil Ruiz, Said Jedidi, Mohamed Lahchiri, Rafael Martínez-Simancas y Carlos Tessainer y Tomasich.

Por último, el Volumen III se dedica a “La vertiente histórico-política” con textos escritos por Juan Pando Despierto, Rachid Yechouti, Emilio de Diego García, María Rosa de Madariaga, Miguel Hernando de Larramendi, Ricardo Martí Fluxá, Santos Juliá, Abdelmajid Benjelloun, Rafael Guerrero Moreno, Mohamed Larbi Messari y Marion Reder Gadow. Sobre “La vertiente militar” escriben Andrés Cassinello, Manuel Espluga, José Luis Isabel Sánchez, Juan José Amate, Boughaleb El Attar y José Manuel Guerrero Acosta. Por último “Las preocupaciones magrebíes de un militar ilustrado en el primer tercio del siglo XX. La obra de Antonio García Pérez sobre Marruecos” son analizadas por Pedro Luis Pérez Frías, Manuel Gahete y Geoffrey Jensen. Este volumen y la obra terminan con un epílogo escrito por Julián Martínez-Simancas.

Volumen III

Volumen III

Creo que como compendio de lo que fue el Protectorado español en Marruecos pasará a convertirse en una publicación de referencia. Personalmente me siento orgulloso de participar en una obra en la que hay firmas que admiro desde hace mucho tiempo, y en la que, como decía, me veo junto a varios amigos a los que, igualmente, respeto como investigadores o escritores.

He de decir que mi texto sobre la vida cotidiana durante el Protectorado en la ciudad de Larache no he podido evitar convertirlo finalmente en una larga narración. En ella, muy resumidamente, y como ejemplo de lo que fue la vida en Larache durante esos años (siempre desde mi prisma y visión personal, recordando todo cuanto me han relatado de aquella época que por edad yo no viví), cuento los avatares de mi familia desde que llegaron a Marruecos a primeros del siglo XX hasta que abandonamos nuestra tierra amada a principios de los años setenta.

Montse Barbé, como coordinadora editorial, me manifestó que se había emocionado con este texto, y Manuel Gahete, responsable de la edición y coordinación, también me comentó que le había gustado mucho. Inesperadamente, este texto se ha convertido en el germen de la nueva novela que he comenzado a escribir, así que, si llega a buen puerto esta mi nueva aventura, habré de estar doblemente agradecido a quienes se acordaron de mí para que participara en este proyecto. Y en este sentido, por otra razón pero muy unida a todo esto, he de dejar constancia también de mi afecto a mi amigo y paisano Luis Cazorla, y él sabe a qué me refiero.

Sergio Barce, agosto 2013

larache-2424

Etiquetado , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

LARACHE EN EL LIBRO DE MARIA ROSA DE MADARIAGA “MARRUECOS, ESE GRAN DESCONOCIDO”

Hace escasamente un par de meses, aparecía “Marruecos, ese gran desconocido. Breve historia del Protectorado español” de la historiadora María Rosa de Madariaga, publicado por Alianza Editorial.

Libro ameno, nos desentraña toda la tramoya de la realidad de este período histórico de Marruecos tan ligado a España. Y aunque es Tetuán la ciudad que más protagonismo ocupa en el libro por razón de su condición de capital del protectorado español, Larache también tiene el suyo.

La portada del libro, por ejemplo, muestra la visita del general Millán Astray a Larache en 1938.  

marruecos-ese-gran-desconocido-portada

Y curioso me ha resultado conocer qué altas autoridades visitaron Larache en diferentes momentos: en 1933, siendo Casares Quiroga Ministro del Interior, estuvo en la ciudad tras reunirse con el jalifa en Tetuán y visitar del palacio de Raisuni en Arcila. Luego, ese mismo año, el propio Presidente de la República, Niceto Alcalá Zamora, en su esfuerzo por potenciar el desarrollo de Marruecos, hizo una gira por la zona y llegó a Larache. Incluso, tal y como relata María Rosa de Madariaga, en el año 1951, Larache es el punto elegido para celebrarse un importante encuentro entre el residente general francés Augustin Guillaume y el alto comisario español García Valiño para limar asperezas entre ambas naciones, entrevista celebrada en diciembre de ese año en la que afirmaron una comunidad de puntos de vista y de intereses frente a las <amenazas comunistas y nacionalistas>.

El alto comisario García Valiño con García Figueras

El alto comisario García Valiño con García Figueras

El recorrido del período del protectorado es completo, desde que se comienza a fraguar hasta la independencia del país. De manera que asistimos en sus páginas a los balbuceos del Protectorado, los conflictos armados, como el desastre de Annual, y la posterior etapa de asentamiento.

1924 - Entrega de la Bandera Nacional a los Regulares de Larache

1924 – Entrega de la Bandera Nacional a los Regulares de Larache

Lo que llama poderosamente la atención es comprobar los ingentes esfuerzos que se hicieron desde la República por darle un enfoque distinto a la zona del Protectorado. Es decir, por vez primera, se intentaba enfrentar el tema de Marruecos y la relación con los marroquíes de una manera más racional y desde una perspectiva más democrática. Incluso, pese a las dificultades, el sacrificio económico que se realizó desde los gobiernos de la República es encomiable. Esta parte me ha resultado muy interesante, y es que la autora ha sabido sacar a flote una realidad que ha quedado silenciada por los largos años de dictadura que siguieron a la República.

(…) En enero de 1935 visitaba Rico Avello Madrid con el objeto de someter a la aprobación del Gobierno algunos proyectos económicos, entre ellos un plan de saneamiento de la región de Lucus, cerca de Larache, para el que se preveía un préstamo de 26 millones de pesetas. Rico Avello manifestó su intención de ocuparse principalmente del desarrollo de la explotación forestal y ganadera…

(foto de Antonio Lozano)

(foto de Antonio Lozano)

Por supuesto, muchos esfuerzos no alcanzaron sus objetivos, pero al menos intentaban hacer progresar a la zona. En este apartado es curioso lo ocurrido con la Compañía del Lucus, tal y como de Madariaga lo cuenta: Sigue leyendo

Etiquetado , , , , , , ,

ARTÍCULO DE PRENSA SOBRE “MARRUECOS, ESE GRAN DESCONOCIDO” DE MARIA ROSA DE MADARIAGA

MARRUECOS, ESE GRAN DESCONOCIDO portada

Antonio Doblas me hace llegar este recorte de prensa del diario <El mundo> en el que se analizan las palabras de le escritora María Rosa de Madariaga al presentar su nuevo libro: <Marruecos, ese gran desconocido>. Me  ha parecido interesante para colgarlo en mi blog.

El mundo - El mal negocio del Protectorado

Etiquetado , , ,

MADRID – CASA ÁRABE – PRESENTACIÓN DE “MARRUECOS, ESE GRAN DESCONOCIDO. BREVE HISTORIA DEL PROTECTORADO ESPAÑOL”

Este próximo 24 de Enero, en el Auditorio de la CASA ÁRABE de Madrid, en la calle Alcalá, 62, a partir de las 19:00 horas, presentación del último libro de María Rosa de Madariaga, titulado Marruecos, ese gran desconocido. Breve historia del protectorado español

El acto, organizado por Casa Árabe y Alianza Editorial, contará con la presencia de la autora a quien acompañará el reconocido periodista Javier Valenzuela y el director general de Casa Árabe, Eduardo López Busquets.

images

A pesar de todo lo que la autora lleva escrito sobre las relaciones de España con Marruecos, quedaban aún muchas lagunas por colmar, en particular para el periodo de la Segunda República y la Guerra Civil y, sobre todo, para el periodo franquista desde 1936 hasta la independencia de Marruecos en 1956. De los cuarenta y cuatro años que duró el Protectorado, más de la mitad tuvo lugar durante el franquismo. En esta «breve historia», María Rosa de Madariaga, experta en esta zona del norte de África, explica los antecedentes: la posición de España ante la «cuestión marroquí», cómo era el Marruecos precolonial, quién era el sultán… y analiza cómo se constituye un falso protectorado como un «subarriendo» de Francia.

Etiquetado , , , , ,