Archivo de la etiqueta: Librairie des Colonnes

“MALABATA”, DE SERGIO BARCE, YA EN LA LIBRAIRIE DES COLONNES DE TÁNGER

 

Malabata en Librairie des Colonnes

Tánger, 27 de septiembre 2019. Mi novela Malabata (Ediciones del Genal – Málaga, 2019) ya en la Librairie des Colonnes, junto a los libros de dos amigos, Limones  negros, de Javier Valenzuela, y Cócteles tangerinos, de Alberto Gómez Font. ¿Qué mejor compañía?

Mi agradecimiento a mi hermano Abderrahman Lanjri por llevar los ejemplares hasta Tánger.

***

Yousef, Abderrahman y Abderrahman Lanjri

Mi novela Malabata invadiendo la Librairie des Colonnes, de Tánger, de la mano de tres amigos y paisanos larachenses: Youssef Chghaich, Abderrahman Assorhani y Abderrahman Lanjri.

Etiquetado , , , , , , ,

EN LA LIBRAIRIE DES COLONNES DE TÁNGER

Lirairie des colonnes

Mis amigos Marcos y Carmen me envían estas fotos desde Tánger, de la Librairie des Colonnes, y ahí está mi novela El libro de las palabras robadas (Ediciones del Genal, 2016). Me encanta ver mi libro en este lugar mítico de Tánger donde siempre me tratan a mí y a mis obras con tanto cuidado y afecto.

Librairie des colonnes El libro de las palabras rpbadas

Etiquetado , , , ,

ASÍ FUE LA PRESENTACIÓN DE MIS NOVELAS EN EL INSTITUTO CERVANTES DE TETUÁN

El pasado jueves, presenté mis novelas El libro de las palabras robadas y La emperatriz de Tánger, en la Biblioteca General y Archivos de Tetuán, en un acto organizado por el Instituto Cervantes de la ciudad, enmarcado en la Feria del Libro.

cartel_IC_Sergio (1)

La presentación corrió a cargo de la profesora Lola López Enamorado, directora del Instituto en Tetuán. Su introducción, como ya me esperaba, estuvo llena de detalles afectuosos y guiños de complicidad. Hace años que nos conocemos, y he tenido la suerte de compartir con ella muy buenos momentos y múltiples actividades en Larache y en Málaga. Lola creó ya, de entrada, un ambiente muy cómodo para mí.

También tuvo un bonito detalle Moncef Bouali, responsable de la Librairie des Colonnes, de Tánger, que se desplazó hasta Tetuán para instalar un pequeño estand con mis libros. Aquí dejo constancia de mi agradecimiento por su generosidad.

Noté en el ambiente que, lo que les contaba, los iba atrapando poco a poco. Y, al acabar el acto, Muna, la mujer de Moncef Bouali, me dijo que había merecido la pena acompañar a su marido hasta Tetuán para escucharme, y que iba a leerme. Un gesto muy bonito.

IMG-20171110-WA0022

LOLA LÓPEZ ENAMORADO y SERGIO BARCE

Fue un placer hablar de mis novelas a un público entregado y muy atento. Digo esto porque, al acabar la presentación y abrirse el turno de palabras, observé que alguno de los asistentes tetuaníes había tenido la paciencia de tomar notas para poder hacerme algunas preguntas. Y eso es un buen detalle.

Como lo fue el de Encarnación Ramírez, que también se desplazó ex profeso desde Tánger para acudir a este evento. Y vino con mi novela Sombras en sepia bajo el brazo para que le firmara el ejemplar. Con gente como Encarnación, que me regalan esta clase de gestos, cómo no voy a sentirme feliz y satisfecho de lo que escribo…

Además de reiterar mi cariño a Lola López Enamorado, y de reencontrarme de nuevo con Almudena Quintana, he de mencionar a la Gestora Cultural del centro, Josefina Matas “Suky”, del Instituto Cervantes de Tetuán, que, desde que me contactara por vez primera, ha estado siempre atenta a todos los detalles, tanto de mi desplazamiento y estancia como de la propia presentación, para que ésta saliera perfecta. De modo que dejo escrito: gracias, Suky.

Por último, dejar constancia de que, además de todo lo anterior, tuve la suerte de conocer a los profesores Bernabé López García y Mourat Zarrouk, que, tras mi intervención, presentaban el libro sobre Clemente Cerdeira, escrito por Zarrouk. Una historia fascinante de la que ya escribiré en los próximos días. Con ellos, junto a Lola y Suky, compartí, además, una fantástica cena, divertida y aleccionadora. Con ellos, sólo se aprende.

Sergio Barce, noviembre 2017

23484585_10213048706605492_668635759_o

***

IMG-20171110-WA0024

***

IMG-20171110-WA0018.jpg

***

Con Encarnación Ramírez

Sergio Barce y Encarnación Ramírez

***

23516486_10213048706445488_1581859115_o

***

Etiquetado , , , , , , ,

MIS LIBROS EN EL ESCAPARATE DE LA LIBRAIRIE DES COLONNES, DE TÁNGER

unnamed

Así lucen mis libros estos días en el escaparate de la Librairie des Colonnes, de Tánger. Todo un lujo ver mis novelas en este establecimiento mítico, en el que se desarrolla parte de la trama de mi novela La emperatriz de Tánger

Mi agradecimiento a Monsef Bouali, por su amabilidad, por el exquisito trato que siempre recibo de él y, por supuesto, a ese detalle de tener en todo momento alguno de mis libros entre los escogidos para atraer a los lectores.

LIBRAIRIE DES COLONNES

LIBRAIRIE DES COLONNES

Etiquetado , , , ,

“LA LIBRAIRIE DES COLONNES” UN RELATO DEL ESCRITOR LARACHENSE LEÓN COHEN

Foto tomada de la página "Siempre Tánger"

Foto tomada de la página “Siempre Tánger”

Mi amigo y paisano León Cohen hizo, no hace mucho, un viaje a Tánger, otro viaje más de regreso. Él, un larachense que vivió parte del vejo esplendor del Tánger más decadente, recrea en este texto un curioso periplo a través del tiempo y del espacio. El encuentro imposible con Mohamed Chukri y con Ángel Vázquez, le sirve a León Cohen para hurgar en las diferentes visiones que sobre la misma ciudad escribieron esos dos autores y la suya propia. Es un ejercicio interesante, y muy aleccionador. La inserción en el relato de Sol Bensusan, ese personaje creado por León, como contrapeso a la Juanita Narboni de Vázquez, me parece tan sugerente como esclarecedor, porque, frente al resentimiento de Juanita y a la permanente venganza de Chukri, Sol, que es León, reivindica otra forma de sentir Tánger, quizá la más hermosa, o tal vez la más entrañable. Probablemente sea porque, como ella-él mismo dice, se amamantó en Larache.

Un relato fascinante.

Sergio Barce, septiembre 2015

**** 

“La utopía necesaria de Tánger que estamos construyendo a partir de Antonio y Emilio es un hermoso edificio de palabras y recuerdos, que flota en el ambiente con mayor fuerza que la realidad y que nos recuerda que tanto si fue cierta como si no lo fue en todos sus matices, merecería haberlo sido. Se trata, ni más ni menos, de disponer de un lugar donde poder ser judío, cristiano, musulmán o agnóstico en libertad, de profesar las ideas que cada cual profese sin temor y sin violencias, de respetar la forma en que cada cual expresa su relación con el amor, que es lo que distingue al ser humano – hombre y mujer – de los seres irracionales.” Domingo del Pino

Librairie des Colonnes

La Librairie des Colonnes

1ªparte

Aquel era un viaje anodino que no hacía presagiar lo que después ocurriría. No disponía de demasiado tiempo, pero aprovechó un tiempo muerto en la apretada agenda de los dos días de visita a Tánger, para acudir a aquel pequeño templo de la cultura, que en tiempos fue además un círculo de reunión de republicanos y de antifranquistas. Aquella mañana desayunó temprano en una cafetería próxima a la Librairie des Colonnes situada en el 54 del Boulevard Pasteur, estaba alojado en el Hotel Rembrandt, todo quedaba pues muy cerca, dando la impresión de que los hados del destino se hubieran confabulado para hacer inevitable la visita. Era todavía pronto cuando terminó de desayunar, de manera que se puso a leer los diarios para darle tiempo al tiempo, hasta que llegara la hora de apertura de la librería. Cualquier tangerino con una mínima inquietud intelectual había entrado en ella alguna vez. En los años 60 del siglo pasado, la librería conservaba esas señas de identidad que la convertían en símbolo y patrimonio de los tangerinos. Bastaba con darse una vuelta por el Boulevard Pasteur para toparse con ella. Uno desfilaba por sus estanterías o sus mesas repletas de libros, con una mezcla de curiosidad y ansiedad, esperando encontrar alguna publicación novedosa de Ruedo Ibérico, o a Eduardo Haro Tecglen en persona, o a su amigo Ángel Vázquez, entre otros muchos ilustres de la pluma o de la política. En aquella pequeña superficie rectangular, oyó por vez primera el nombre de Jorge Semprún, alias Federico Sánchez. Esa librería era frecuentada por el padre de su amigo, José Marmolejo, que solía aprovechar las visitas para charlar con sus amigos exiliados y comprar algún libro para regalar al hijo de algún conocido. Recordaba como en una ocasión compró algunos ejemplares de Platero y yo. Era su manera de sembrar cultura en los jóvenes e iniciarlos en lo que consideraba más que hábito, el arte de la lectura.

Primero Isabelle Gerofi (de soltera Doneux) y su cuñada Yvonne, y más tarde Rachel Moyal o Muyal, (apellido que parece tener su origen en Moya de la provincia de Lugo), habían sido las gestoras y el alma de la librería, en épocas distintas. Las dos primeras, mujer y hermana respectivamente del fundador de la librería en 1949, Robert Gerofi, un profesor belga del Lycée Regnault convertido en mecenas. La tercera, Rachel, se hizo cargo hacia 1974 y se mantuvo hasta 1999. Gestionar la librería en aquellos tiempos mágicos en la historia tangerina, debió de ser emocionante y absorbente. Esas tres  mujeres, tuvieron la difícil misión de mantener vivas las inquietudes culturales de muchos tangerinos y de visitantes extranjeros que por aquellos tiempos abundaban en aquel Tánger, tierra de todos y de nadie. Frecuentada por grandes nombres de la literatura, como Beckett, Genet, Goytisolo, Tennessee Williams, Capote, Choukri, Jane y Paul Bowles, o Tahar Ben Jelloun; intelectuales como Sanz de Soto o artistas como Francis Bacon, entre muchos otros, la librería se convirtió pronto en un referente cultural para los tangerinos. Un empleado ilustre fue Ángel Vázquez, el último y gran escritor maldito de la literatura en castellano. El inefable autor de ese imperecedero y magnífico monólogo que es La vida perra de Juanita Narboni

:::

Sigue leyendo

Etiquetado , , , ,