Archivo de la etiqueta: AEMLE

RETRATO LITERARIO DEL POETA LARACHENSE MOHAMED MAMOUN TAHA

Hace días dedicaba un artículo al escritor larachense Dris Diuri, hoy lo hago sobre Mohamed Mamoun Taha, al que todos conocemos como “Momata”.

MOMATA

MOMATA

Como Dris Diuri y Mohamed Sibari, él es uno de los autores que fueron incorporados a la cuidada selección de escritores marroquíes que hicieran Sergio Macías y Mohamed Chakor en su libro “Literatura marroquí en lengua castellana”, publicado en la Colección Reencuentro, de Ediciones Magalia (Madrid, 1996).

De todos los autores mencionados en el libro, a Dris Diuri se le incluyó entre los creadores de los años 40 y 50, mientras que a Momata se le adscribió a la generación de los 60, junto a Abdelkader Uariachi, Mohamed Chakor, Abderrahman Cherif-Chergui, Dris M. Mehdati y Mohamed Laarbi Messari.

LITERATURA MARROQUÍ EN LENGUA CASTELLANA

Chakor y Macías dicen sobre Mohamed Mamoun Taha, entre otras cosas, lo siguiente:

Nació en Ksar el Kebir (Alcazarquivir), pero a temprana edad se traslada a orillas del Atlántico, para residir en el hermoso pueblo de Asilah. Con su dominio del castellano viaja a España para estudiar arquitectura, obteniendo su título de arquitecto en la Universidad Politécnica de Madrid.

En esta profesión le corresponde dirigir los Servicios de Obras de las Municipalidades de Asilah, Ksar-el-Kebir, Chefchaouen y Larache. En la actualidad vive en esta última ciudad dedicado a las labores de arquitecto privado y a la poesía.

Su poesía contiene un ritmo lírico musical, se nota una clara influencia de los clásicos españoles. Al autor le agrada describir situaciones, estados anímicos y paisajes. En algunos pasajes aparece el transcurso de sus años con un cansancio y una visión de muerte:

Muchos años después,

ya envejecido y cansado,

heme otra vez,

en mi Asilah querida,

como vuelve al hogar

el vagabundo arrepentido.

También encontramos en ella la soledad, como en su poema <Una mesa en la penumbra>, o la compasión y el dolor, cuando hasta la naturaleza se compadece de él. Pero la esperanza está presente en el alma del autor, y se la entrega a los que sufren como una promesa de futura alegría, en su poema <Promesas de 1992>.

Por otra parte, el autor no se escapa de la problemática actual, incluso toma compromiso ante una situación bélica y entrega su solidaridad y mensaje en “Bagdad no se rinde”.

Aparecen versos que reflejan el desencanto por la amistad, como si ésta sólo fuese aparente, y el autor no creyera en ella. En lo que se refiere al amor, éste es cantado en sus diferentes facetas con mucha pasión. Y el aspecto religioso lo vemos en el siguiente canto:

PLEGARIA

¡Oh!, Clemente y Misericordioso,

Señor de la Tierra y de los Cielos

y norte de mis esperanzas y anhelos.

Tú, a quien siempre ruego e imploro

la salud, la Gloria y el perdón.

Perdona mis olvidos y errores,

perdona mis infinitos pecados

y colma mi corazón de tus amores…

Guíame, Señor, por tu recto sendero

y hazme morir libre del pecado,

tal y como Tú me has creado…

voces de larache

Mohamed Laabi, en su precioso libro “Voces de Larache”, dice sobre Momata:

<Los dos libros que nos dejó Momata (“Lágrimas de pluma” y “Susurros”) reflejan toda una vida escrita en verso. En ellos se plasma la evolución cronológica de la misma vida del poeta que dedicó una serie de poemas a su entorno. Y por supuesto están presentes las cuatro ciudades que le marcaron, sobre todo la última: Larache.

“Y de Larache, donde quiero morir”

que es el último verso del poema titulado “Mis cuatro ciudades”>.   

Sergio  Barce, mayo 2013

LARACHE - Rio Lucus

LARACHE – Rio Lucus

Etiquetado , , , , , , , , ,

MOHAMED AKALAY, escritor larachense

Hoy se ha llevado  mi alma y me ha dejado la suya entre las manos

del relato “Alcoba y amor”de Mohamed Akalay  

Mohamed Akalay nació en Larache en 1946. Doctor en Filología Hispánica por la Universidad de Sevilla y profesor visitante de la Universidad de Messina (Sicilia) y de la Abdelmalik Essaadi de Tetuán. Desde que nos conocimos, conectamos en seguida, y he de decir que Akalay es una de esas personas que se hacen entrañables enseguida. Siempre me ha demostrado un afecto sincero, y los momentos que hemos compartido en Larache, en Tánger, en Madrid o en Málaga, han estado rodeados de jolgorio y de simpatía.

Mohamed Laabi, Mohamed AKALAY y Sergio Barce

 Como creador, Mohamed Akalay, al igual que nuestro paisano Sibari, pertenece a ese grupo de escritores marroquíes que han elegido el castellano para escribir, y él lo hace francamente bien, como si ésta fuera su lengua primera. Su conocimiento de los clásicos españoles le llevó a escribir y publicar su tesis sobre las Mâqâmat: Las mâqâmat y la picaresca, al-Hamâdani y al-Harîrî. Lazarillo de Tormes y Guzmán de Alfarache”(Tánger, 1998), tesis dirigida por la doctora Ingrid Bejarano y leída en la Universidad de Sevilla.

Como narrador, Akalay tiene cuentos cortos de gran elegancia, especialmente los que recopiló en su libro Entre Tánger y Larache” (Sial Ediciones, Madrid, 2006), colección de relatos entre los que destacan “Luz de vida” (Premio Eduardo Mendoza de Relatos Breves en 2003) y el titulado “Mi hija y nada más” (Premio Internacional de Narrativa Sial en 2006).

Sus ojos color miel poseen contornos de féretro, pero sus pupilas tiritan de vivacidad, son nervio puro; y si guardan la memoria de muchos momentos de vida de tardes lluviosas, también vislumbran con ilusión, en su propia alcoba, horizontes de miles de deseos; de días deslumbrantes. El hilo del azaroso destino que ha vivido, le dice que seguirá bebiendo de la lucidez que le transmite el conocimiento de la muerte. El mundo, su mundo, es su cobijo; no encuentra otro placer más que en él, encerrado; lejos de la gente; languideciendo en la edad. En ese lugar puede verla a ella todas las mañanas, viajando sola a través de los espacios del infinito”   (Inicio de Luz de vida)

 “Entre Tánger y Larache” nos habla, con realismo, de las injusticias sociales que crean una boda frustrada o la viudez en la mujer marroquí, la infidelidad, el terrorismo o la Intifada. Y lo hace con mesura, guardando una cierta distancia como narrador, pero sin perder nunca su propia visión de estos acontecimientos que influyen en el día a día de las mujeres, desde un prisma profundamente humano y humanista.

En el prólogo, escrito por nuestro común amigo Cristian H. Ricci, profesor fundador de la Universidad de California, se dice: “Rescato, entre otras cosas buenas que nos brinda Akalay en este libro, los siguientes puntos: las mujeres árabes no están más sometidas que muchas mujeres del mundo occidental; la desmitificación de que todo árabe sea un terrorista en potencia; la mirada profunda en la condición de la mujer árabe que pierde a su esposo e hijos por motivos bélicos o políticos; la convivencia entre judíos, musulmanes y cristianos en Marruecos…”

Tuve el orgullo de presentar su libro en el “Día de Larache en Málaga” que organizó nuestra asociación cultural “Larache en el Mundo” en colaboración con AEMLE y El Corte inglés. Acto del que guardo un emocionado recuerdo tanto por lo que allí se dijo como por el reencuentro que se produjo con muchos larachenses que residen en Málaga y Sevilla.

Pocos son los hombres que se atreven a hablar con auténtica libertad cuando se refieren a su corazón. Es así porque se quiere esconder la verdad de lo que somos” (del relato El judío sabio de M.Akalay)

Es curiosa nuestra relación personal, suele transcurrir bastante tiempo para que coincida una ocasión en la que podamos vernos, pero siempre tengo la sensación con Akalay de que entre una y otra sólo han transcurrido unos días, y retomamos nuestras conversaciones con aparente naturalidad. Y al escribir esto, me doy cuenta de que hecho en falta volver a encontrarle, charlar con él y tomarnos algo juntos mientras nos reímos.

Sergio Barce, Mohamed AKALAY, Prof. Abdellatif Limami, el periodista y escritor Said Jedidi, Mohamed Sibari y el poeta Abderahman El Fathi

Akalay ha sido también antologado en el libro La sombra de los vientos. Narradores marroquíes contemporáneos (Destino, Barcelona, 2004) y es el presidente de la Asociación de Escritores Marroquíes en Lengua Española. Tiene publicada la novela: Entre dos mundos” (Tánger, 2003) y actualmente está preparando tres libros de ensayo próximos a ser editados: “La influencia de las maqamat árabes en la picaresca española“, El derecho de la mujer en el Islam” (que según me dice es una recopilación de conferencias para los alumnos del Master en la Universidad de Messina, Italia) y, por último, “El Convenio hispano-marroquí de la Seguridad Social“. Mohamed Akalay ha obtenido, además de los galardones antes indicados, el Premio Victoria Kent de relatos breves en 2004 y la Cruz de Oficial de la Orden del Mérito Civil de manos de S.M. Juan Carlos I.

Sergio Barce, enero de 2011

Etiquetado , , , , , , , , , , , , ,

EN TÁNGER

En el Instituto Cervantes de Tánger, junto a los escritores (de izquierda a derecha) Mohamed Akalay, Abedallatif Limami, Said Jedidi, Mohamed Sibari y Aberrahman El Fathi, con los que me une una  entrañable amistad.

GRUPO ESCRITORES EN EL INSTITUTO CERVANTES DE TÁNGER

Etiquetado , , , , , , ,

En memoria de ABDELLAH DJBILOU

En Diciembre de 2004 tuve el honor, el placer, el privilegio, de compartir mesa redonda con Abdellah Djbilou. Hispanita, doctorado por la Autónoma de Madrid, ejerció la docencia en la Facultad de Letras de Tetuán. Abellah nos dejó un día.  Sin embargo, la sonrisa con la que nos obsequiaba en todo momento, y que dominaba por completo su rostro, es tan imborrable como su añorada compañía.

En la imagen: Mohamed Sibari, Mohamed Laabi, Sergio Barce, Abdellah Djbilou, Mohamed Akalay y León Cohen.

Etiquetado , , , , , , ,