Archivo de la etiqueta: Cinema Paradiso

ADIÓS, JACQUES – ADIÓS, TOTÓ

Ha fallecido el actor francés Jacques Perrin, que tantos buenos papeles nos regaló a lo largo de su carrera, en especial en los años 60 y 70. Pero también ha muerto Totó, el personaje que protagonizó en Cinema Paradiso, ese niño que amaba el cine y que, al hacerse adulto (y ahí aparecía Jacques dándole vida), regresaba a su pueblo tras la muerte del proyeccionista del cine Paradiso, Alfredo (al que interpretó magistralmente Philippe Noiret, que también nos dejó hace unos años).

Para mí, Jacques siempre será Totó, ese hombre que tras asistir al sepelio de Alfredo, por sorpresa, recibía como herencia las cintas censuradas que Alfredo había ido guardando celosamente para él. Luego, cuando regresa a la gran ciudad, se hace proyectar esos fotogramas que fueron en su día mutilados, pero ahora montados uno tras otro.

Esa es la escena que, aunque vuelva a verla una y otra vez, siempre me hace llorar.

Adiós, Jacques. Adiós, Totó. Gracias por haber interpretado con tanta sensibilidad la más bella escena de homenaje al cine.

Sergio Barce, 22 de abril de 2022

Etiquetado , , , , , ,

LA ESCENA MÁS HERMOSA DE «CINEMA PARADISO»

Cinema Paradiso

Cinema Paradiso

Los que hemos vivido en ciudades pequeñas, nos identificamos inmediatamente con la historia de ese cine de pueblo que narra la maravillosa película de Giuseppe Tornatore «Cinema Paradiso» (1989). Mientras veo este film (lo he visionado más de una decena de veces), pienso inevitablemente en el Cine Ideal y en el Teatro España y en el Cine Avenida y en el Coliseo… los cines de mi niñez que poblaron mi Larache de personajes extraordinarios y aventuras imposibles. La historia que cuenta la película, la relación entre un niño, Totó, y el proyeccionista del cine, Alfredo (encarnado por un inmenso Philippe Noiret), te llega a lo más hondo, también te hace pensar en qué habrá sido de esos hombres que trabajaban en aquellos cines y que nos hacían soñar mientras observaban desde sus cabinas nuestras reacciones. 

Ya he confesado en otras ocasiones que el cine es una de mis pasiones. Y hoy me he acordado de una escena de esta película, quizá uno de los homenajes más hermosos que se han hecho al propio cine y también a esas escenas que la censura de una época oscura y triste cercenaba a los ciudadanos. Quien haya visto esta película sabe de qué hablo. Quien no lo haya hecho, debe hacerlo, porque sin duda va a disfrutar de algo inolvidable. La escena en sí es muy sencilla: el niño ya es hombre, y ahora Totó (que de mayor es interpretado por Jacques Perrin) se dispone a descubrir el legado que le ha dejado su viejo amigo Alfredo. No son más que trozos de viejas películas montadas en una concatenación de besos y escenas censuradas… Sin embargo, después de haber llegado hasta ese momento, el significado del regalo que le ha dejado Alfredo se torna tan hermoso y emocionante que te toca el corazón… Y para hacerla aún más bella, para hacerte incluso llorar como el personaje de Totó, la partitura de Ennio Morricone que la acompaña es, simplemente, sublime. 

Que disfrutéis de ella…

Sergio Barce, abril 2013

Etiquetado , , , , ,