“DE TU VENTANA A LA MÍA”, UNA PELÍCULA DE PAULA ORTIZ

Hay libros o películas que te llegan de manera especial. A mí me ha sucedido con la película De tu ventana a la mía, de Paula Ortiz.

De tu ventana a la mía cartel

Llevaba un buen rato en Filmin tratando de encontrar una película que me enganchara, pero empezaba a ver una y la paraba a los cinco minutos, y luego otra y repetía la operación, así durante veinte o treinta minutos hasta que de pronto me acordé de una cinta española que, por alguna razón, no había visto: De tu ventana a la mía, del año 2011. La busqué, la encontré y pulsé play con la sensación de que, al poco, me iría a la cama sin lograr mi objetivo. Ese parecía mi destino la pasada noche. Pero no fue así. Al contrario. Enseguida estaba ya clavado frente a la pantalla sin darme cuenta de que me hipnotizaban.

De tu ventana a la mía - escena

Escena del film De tu ventana a la mía

El guión de esta película es complejo, elaborado, exquisito. Tres historias en tres épocas diferentes, tres vidas distintas de tres mujeres, tres niveles de narración que te van enredando hasta que quedas sumido en una congoja que pocas veces se consigue con tanta intensidad. Las protagonistas de estas tres historias bordan sus papeles.

Maribel Verdú en De tu ventana a la mía

Maribel Verdú en De tu ventana a la mía

Maribel Verdú, como siempre, sabe cómo transmitir con pocas palabras su carga de emoción y de frustración vital hasta hacerte un nudo en el estómago. Ella es la mujer modelada por la tierra, endurecida por la miseria y la injusticia, hecha de sudor y de sangre, que sin embargo saca fuerzas de las entrañas para seguir adelante.

Leticia Dolera en De tu ventana a la mía

Leticia Dolera en De tu ventana a la mía

Leticia Dolera, con ayuda de su físico frágil y aparentemente quebradizo, crea un personaje opuesto al primero. Ella es una mujer manipulada por el amor paterno que la protege en un paraíso ficticio y ajeno a una realidad que la golpeará con crudeza casi salvaje, y eso será el detonante que desvelará la verdad de su vida. Y por último Luisa Gavasa, con una sobriedad casi minimalista, construye a una mujer cansada de su rutina, de su vacío, que de pronto ha de enfrentarse a una grave enfermedad, lo que más le ha aterrado desde siempre. Ella es una mujer marcada por el desamor que ha tenido una existencia gris en medio de una ciudad gris pero que, al conocer su nueva situación, la arrostra de manera imprevista y emocionante.

Luisa Gavasa en De tu ventana a la mía

Luisa Gavasa en De tu ventana a la mía

El último plano en el que Luisa Gavasa aparece en la pantalla me hizo llorar, literalmente. Y fui consciente de haber visto una película singular y extraordinaria.

No pude resistirme y le envié un whatsapp a Luisa Gavasa para decirle lo que pensaba de su trabajo: que estaba increíble. Y le di las gracias por este regalo. Me contestó a través de un audio, porque sabe que me encanta su voz, y me contó dónde se rodó su último plano y qué significaba para ella filmarlo en esa calle en concreto. Eso hizo aún más bella la escena de la película.

Las imágenes de esta cinta te apabullan, con una fotografía de Miguel Amoedo llena de texturas diferentes, jugando con la luz de una manera que me recordó a Néstor Almendros y también a Roger Deakins, utilizando unos paisajes bellísimos, pero a la vez desoladores (especialmente las rodadas en Las Bardenas Reales de Navarra, pero también las filmadas en Zaragoza y en la Estación de Canfranc), que le sirven para fotografiar la aridez de estas tres mujeres, tanto la física como la emocional. Cada fotograma está pensado al detalle y rezuma cine de verdad.

La música de Avshalom Caspi es un descubrimiento. Si las imágenes son hipnóticas, la banda sonora es sencillamente magistral. Todo fluye al unísono para seducirte. Y Paula Ortiz, la directora de esta joya, ha sabido rodearse de un equipo perfecto para rodar una historia nada fácil y transformarla en pura magia.

Aún retengo fotogramas en mi retina: Leticia Dolera sobre los raíles del tren, Maribel Verdú entre las espigas que crecen de la nada, Luisa Gavasa avanzando hacia ese futuro inmediato e incierto… Y aunque hay muchísimo dolor en estas tres historias, Paula Ortiz te deja agarrotado, sin poder tragar saliva, pero con la sensación de que al final del túnel hay una pequeña luz que se enciende, pese a todo.

De tu ventana a la mía es quizá una de las mejores películas españolas de los últimos años. Sin duda. Y Paula Ortiz, que en 2015 rodó La novia, otra excelente cinta, una realizadora que hay que seguir película a película.

Paula Ortiz

Paula Ortiz

 

 

 

Etiquetado , , , , , , , , ,

2 pensamientos en ““DE TU VENTANA A LA MÍA”, UNA PELÍCULA DE PAULA ORTIZ

  1. Alberto Mrteh dice:

    Me encanta que hables de esta película y que te haya gustado. Me impresionaron las tres historias. Yo recuerdo perfectamente cuando la vi. La última en el difunto Cine Rex…
    Muy recomendable.
    Alberto Mrteh (El zoco del escriba)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s