HABLANDO DE CINE ITALIANO

Cómo me gusta el cine italiano. Desde «Ladrón de bicicletas» (Ladri di biciclette) hasta «Fue la mano de Dios» (È stata la mano di Dio) hay mucha tela que cortar. Sólo por sus nombres de pila los conoceréis: Totó, Marcello, Sophia, Vittorio, Claudia, Ralf, Giulietta, Alberto, Franco, Anita, Giancarlo, Laura, Stefania, Toni… Incluso sus directores nos vienen a la memoria por sus apellidos, cercanos y familiares: De Sica, Fellini, Antonioni, Pasolini, Scola, Risi, Monicelli, Lattuada, Rossellini, Comencini, Ferreri, Bertolucci, Petri, Moretti, Benigni, Tornatore… Y el icónico Leone, y el mayo músico de la historia: Morricone, esos dos genios para la eternidad. Ahora Sorrentino sigue la estela de tanta gloria. Cine, cine y cine con los títulos ya mencionados y con «Dos mujeres» (La ciociara), «Anna», «La gran belleza» (La grande bellezza), «Hasta que llegó su hora» (C`era una volta il West), «Cinema Paradiso», «La escapada» (Il sorpasso), «La vida es bella» (La vita è bella), «La strada», «Roma, ciudad abierta» (Roma, città aperta), «Una jornada particular» (Una giornata particolare), «El gatopardo» (Il gattopardo), «Bellísima» (Bellissima) y así hasta el infinito. Sí que me gusta el cinema italiano.

Sergio Barce, enero 2022

 

 

Etiquetado ,

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: